Se acabó el crimen ambiental en el Humedal ‘Juan Amarillo’

Las secretarías distritales de Gobierno y de Ambiente,  y diversas entidades del distrito,  llevaron a cabo un operativo de recuperación y limpieza de un punto crítico del Humedal Tibabuyes, más conocido como ‘Juan Amarillo’.

“En este operativo encontramos explotación ganadera ilegal, lo que constituye un crimen ecológico. Hemos confinado 120 semovientes que estaban causado un daño enorme al humedal, impusimos comparendo ambiental por arrojo inadecuado de escombros e intervinimos otras prácticas delictivas”, dijo el subsecretario de Asuntos Locales, de la Secretaría Distrital de Gobierno, José Cuesta Novoa, al presentar el balance de la jornada.

El humedal se encontraba invadido por terceros, que habitaban en el ecosistema de manera ilegal hace unos años y que realizaban actividades con fines agropecuarios no contemplados dentro de los usos permitidos en los parques ecológicos distritales de humedales y sus zonas de manejo y preservación ambiental.

Agregó el funcionario que este es el preámbulo práctico y real para demostrar que la ‘Bogotá Humana’  garantiza la protección de los sistemas ecológicos de la ciudad. “Los humedales son escenarios naturales de mitigación del cambio climático, y desde la administración distrital continuaremos luchando por su preservación”, dijo.

Con esta intervención, se espera que el humedal, recupere su flora y su fauna original, para lo cual se tiene previsto iniciar un proceso de restauración y recuperación ecológica.

Se espera que especies habituales del humedal, como la Tingua bogotana, la Monjita, y otras especies migratorias, como las Garzas, los Alcaraván, las Reinitas y los Patos Canadienses recuperen un hábitat propicio para vivir.

El Humedal Tibabuyes, más conocido como ‘Juan Amarillo’, se ubica en las localidades de Suba y  Engativá. Con  220 hectáreas, es considerado el humedal más grande de la ciudad, siendo un ecosistema estratégico para la mitigación del cambio climático.