Mundoph somos todos

La comunidad que reside en propiedad horizontal es el universo de personas a quien va dirigido el Programa mundoph y como banderas de trabajo tenemos la Participación ciudadana, la convivencia y la no violencia como ejes estructurales sobre los cuales gira la capacitación  tanto presencial en el conjunto residencial, así como al interior del aplicativo, (app mundoph), para fortalecer y transformar la comunidad ph a través de la Identidad, Cultura y Sentido de Pertenencia hacia la Propiedad horizontal y por la tanto hacia la copropiedad que es nuestro patrimonio de Familia.

Gracias al apoyo de los aliados estratégicos mundoph, viene desarrollando un plan piloto en la capital de la República y sus municipios circunvecinos, en la cual cien (100) copropiedades y todos sus residentes recibirán el plan piloto mundoph TOTALMENTE GRATUITO.

comuníquese ahora mísmo al celular No. 319 250 2319 y/o a través del correo electrónico: mundophcol@gmail.com

Registre su copropiedad y reciba los grandes beneficios de CAPACITACIÓN acompañado de un apli cativo para teléfonos inteligentes único en el mercado direccionado a la comunidad residente como soporte o herramienta de complemento al plan piloto mundoph.

No debemos olvidar la cultura y costumbres de nuestros ancestros, los abuelos nos decían mijo procure conseguir su pedacito de tierra, en donde meter la cabeza,  nuestros padres nos recuerdan la casita propia mijo, pero desde mediados del siglo pasado, se viene consolidando el apto o casa en conjunto residencial bajo la Ley 675 de 2001, conocida como el régimen de Propiedad Horizontal en Colombia, y es ésta, nuestra realidad urbanística hoy día.

Estamos en el 70% de los predios del perímetro urbano de Bogotá  según el último censo de catastro distrital 2016, predios en propiedad horizontal, de igual forma en las ciudades capitales de departamento y municipios circunvecinos, en por lo menos un  50%.

Traducido a población significa que de los 48 millones de habitantes de nuestro país,  cerca de 30 millones de personas somos residentes en propiedad horizontal, quienes día a día estamos inmersos en los problemas de convivencia y conflictos de vecindad al interior de las copropiedades.

Somos el 70% de colombianos que pagamos impuesto predial y en consecuencia debemos recibir retribución del Estado, a través de los programas sociales de los grupos poblacionales como son:   la primera infancia, la juventud, las madres cabezas de familia, los desplazados por la violencia, los adultos mayores… por lo que, mundoph somos todos !

Sin embargo somos una gran maza critica transparente para los programas sociales del Estado ( 30 millones de colombianos), por nuestra negligencia, baja y casi nula PARTICIPACIÓN CIUDADANA y falta de trabajo en equipo como Organización Social Formal, comunidad sobre la cual se debe ejecutar la política pública, los programas del gobierno y los planes de desarrollo a nivel nacional y local.

Y si comparamos la realidad nacional, la principal herramienta de LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA ES NUESTRO DERECHO A TOMAR DECISIONES y particularmente el 60% de la población colombiana apta para hacerlo es una población transparente en su participación ciudadana, pero si exige y reclama sus derechos sin cumplir los deberes como ciudadano.

Se le hace parecido ese ciudadano colombiano del común con el individuo residente en propiedad horizontal?

La respuesta obvia es la misma persona o individuo, actuando lo mismo y generando el mismo impacto social negativo, es decir ese ciudadano o residente es la causa de la problemática, o como lo diríamos en el lenguaje coloquial, es víctima de su propio invento.

Hoy día recibiendo el nuevo año 2018, y con más de 60 años de trayectoria y un crecimiento constante y permanente desde el año 1948, fecha de inicio de la propiedad horizontal, producto de las consecuencias del Bogotazo, aún no tenemos una política pública de propiedad horizontal en Colombia, que estamos necesitando con carácter urgente para el beneficio de 30 millones de colombianos, No olvidemos que nuestra falta de participación es una de las causas del problema, pero al igual en nuestras manos está parte de la solución.

Adicional la Ley 675 de 2001, Ley de Propiedad Horizontal en Colombia con solo 87 artículos y 16 años de vigencia es aún la gran desconocida por la Comunidad Residente y quizás la causa de un gran número de problemas de convivencia y de los conflictos de vecindad, porque no hemos entendido el cambio estructu ral de la vivienda en Colombia que está muy claro en el espíritu del legislador de la Ley 675 de 2001: textualmente dice en su artículo primero:

 

“La presente Ley regula la forma especial de dominio, denominada propiedad horizontal, en la que concurren derechos de propiedad exclusiva sobre bienes privados y derechos de copropiedad sobre el terreno y los demás bienes comunes con el fin de garantizar LA SEGURIDAD Y LA CONVIVENCIA PACÍFICA en los inmuebles sometidos a ella, así como LA FUNCIÓN SOCIAL DE LA PROPIEDAD”.

En otras palabras y de manera muy simple es el hecho de que la exclusividad de mi propiedad privada, es decir lo que yo haga en mi apto o casa, bajo el régimen de propiedad horizontal depende del bienestar común o función social de la propiedad, que es en esencia el espíritu del legislador, y que por desconocimiento no la usamos.

Sin embargo, tenemos en el Congreso de la República el proyecto de Ley 131 de 2016, en  cabeza de la HR OLGA LUCÍA VELÁSQUEZ NIETO, proyecto que ya fue aprobado en la Cámara en primera ins- tancia y vamos para el segundo debate, por supuesto con la presencia de un grupo de ciudadanos resi- dentes en propiedad horizontal que estamos interesados en cumplir con NUESTRO DERECHO DE TOMAR DECISIONES  a través de la PARTICIPACIÓN CIUDADANA, pero la verdad la presencia y participación de todos nosotros los residentes en ph, los necesitamos a todos ( 30 millones de colombianos) que recibiremos el impacto de este proyecto de Ley y una vez aprobada es nuestra obligación ciudadana cumplir la Ley.

Estamos a tiempo, es hora de aportar, incidir, participar, estamos trabajando muy fuerte como miembro de la mesa técnica nacional de propiedad horizontal alrededor del proyecto de ley 131 de 2016 y la convivencia como ejes temáticos estructurales de la propiedad horizontal, comuníquese ahora.