Legalización de 21 barrios de Bogotá avanza en la Alcaldía Mayor

El alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, avanza en el proceso de legalización de los primeros 21 barrios de la ciudad, ubicados en las localidades de Usaquén, San Cristóbal, Bosa, Fontibón, Suba y Ciudad Bolívar.

Con este proceso que adelanta la Secretaría de Planeación, en coordinación con la Secretaría de Hábitat, se beneficiarán aproximadamente 8.000 habitantes.

De acuerdo con el secretario de Planeación, Andrés Ortiz, la meta para el cuatrienio es lograr la legalización de 200 barrios.

“Esto significa poder hacer inversión pública en redes de servicios públicos, vías, transporte y todos los servicios sociales”, aseguró Ortiz.

Mediante el proceso de legalización se reconoce la existencia de un asentamiento humano, se aprueban sus planos urbanísticos, se expide la reglamentación, y se dan los lineamientos para su mejoramiento.

 “Estos asentamientos humanos ilegales que totalizan 91,68 hectáreas, distribuidas en 1.512 lotes, ya cuentan con auto de inicio en el marco de su formalización”, informó el Secretario.

Actualmente se adelantan trámites de legalización urbanística en los desarrollos Soratama  y Mirador del Norte ubicados en la localidad de Usaquén, y San Manuel Sector  II y Villa Aurora en la localidad de San Cristóbal.

“A nosotros la Ley nos prohíbe legalizar barrios en alto riesgo no mitigable,  en el Plan de Desarrollo tenemos la meta de reubicar más de 4.000 viviendas, tenemos la tarea de reubicar a las familias en un lugar seguro”, sostuvo el funcionario.

Avanzan además los procesos para los barrios Los Naranjos (Usaquén), Calvo Sur I, Calvo Sur II, Quindío La Esmeralda, Villa Neira, y Sagrada Familia II (San Cristóbal), La Concepción IV Sector, Jiménez de Quezada III, Argelia Renacimiento, Azucena I, San Pablo II Las Margaritas, y La Veguita III (Bosa), Guadual II y La Cabaña Fontibón (Fontibón), Rincón Sector La Escuela I y San Miguel El Cedro (Suba), San Luis La Colmena (Ciudad Bolívar).

Las áreas legalizadas se incorporan al perímetro urbano, si es el caso, y sus moradores podrán contar con los servicios públicos domiciliarios, además de tener acceso a recursos para equipamientos comunitarios y  vías

El acto administrativo de legalización se constituye en la licencia de urbanización con base en la cual se tramitarán las licencias de construcción de los predios, o el reconocimiento de las edificaciones existentes.

La Secretaría de Hábitat desarrolla una labor continua tendiente a monitorear la ocupación informal del suelo a través de las visitas periódicas de las áreas que se han identificado como susceptibles de ocuparse informalmente en el Distrito Capital.

Las labores de monitoreo son actividades preventivas y se despliegan principalmente en las localidades de la periferia de la ciudad.