Ampliación de la Ptar Salitre Engativá: Banco Mundial y Panel de Inspección le dan razón a la comunidad de la UPZ 72 Bolivia

En un comunicado – informe especial y de manera formal – que le fue entregado a la comunidad de los Barrios Ciudadela Colsubsidio, Quintas de Santa Bárbara y el Cortijo de Bogotá, el pasado 24 de Febrero de 2017, por el Organismo de Control Interno del Banco Mundial y así mismo en un informe anexo del mismo Banco; los dos organismos internacionales le da la razón a la comunidad, en muchas de las variables contempladas en la investigación y el análisis hecho al proyecto por la comunidad, durante más de 2 años, de donde salen las denuncias y demandas de mejorarlo y que fueron corroborados por el Panel de Inspección en visita que hizo, desde Washington EEUU, a ese proyecto en Bogotá.

Son varios los argumentos que la comunidad tiene, por los cuales esta ciudadanía se opone al proyecto; no por él en sí mismo sino por la forma en que ha venido siendo manejado por las entidades y las irregularidades administrativas para la concertación de este proyecto con entidades “ONGs ambientalistas”, como la suplantación de la Comunidad y de Organismos de Representación Ciudadana, como la JAL de Engativá y el CAL (Comité Ambiental Local) y Juntas de Acción Comunal (más de 140 que hay en la Localidad); la no socialización previa del mismo con las comunidades del sector directamente afectado. Esas y otras fallas de tipo jurídico a la luz de las normas de la participación ciudadana y de fallas en el diseño y en la exclusión de afluentes de aguas residuales que no serán tratadas en ese Megaproyecto de descontaminación del Río Bogotá; con lo cual de seguir así, los 430 millones de dólares de presupuesto, sin tener en cuenta sobrecostos, como ya se ha vuelto mala y lastroza costumbre en este país, serán botados a la basura y como mínimo sometiendo a los colombianos y bogotanos, posiblemente, a nuevos casos de escándalos como los ya sonados de ODEBRECH, REFICAR, EL QUIMBO, SANTURBAN, CANOAS, etc. Señores Periodistas Investigativos Pregúntenle a esas entidades CAR, EAAB, MADS y otras; por la tecnología HOCA (Híper Oxidación Catalítica Avanzada); qué paso con ese proyecto y el dinero que costó $ 800.000 millones de hace 10 años?.

En ese mismo informe el Panel de Inspección también le certifican a la comunidad, lo que ella sabe desde hace más de 15 años, y es que el terreno sobre el cual está ubicada la Fase 1 de esa PTAR y donde se ampliaría a Fase 2, ES UN HUMEDAL; a la Luz de las normativas y estándares internacionalmente aceptados para definir como tal a estos ecosistemas y del cual hace parte el Humedal Cortijo Tibaguya que la comunidad defiende; corroborando así mismo los informes que han desconocido la CAR y la misma SDA de Bogotá que en un estudio hecho en el año 2013 y 2014, el “ente de control ambiental” del Distrito ratifica; pero que por los intereses del proyecto lo desconocen y prefieren ocultarle al público y a las entidades de control su existencia y valor ambiental y de biodiversidad para Bogotá y toda su comunidad.

De otra parte, en un documento Anexo que el Banco Mundial le entrega a la Comunidad, a través del Panel de Inspección, se confirma que éste organismo financiero multilateral reconoce las fallas de la socialización con las comunidades y le ordena a la CAR que se hagan los ajustes que la comunidad solicita en sus denuncias sobre fallas de socialización y que se incluya a los líderes integrantes de la Mesa Ciudadana Cortijo
Tibaguya MCCT y del Colectivo Somos Uno, justamente las dos organizaciones principales que se oponen al proyecto, por las razones ya expuestas, para que estas organizaciones sociales sigan haciendo parte de las Mesas de Trabajo para llegar a acuerdos reales con la Comunidad y con la entidad CAR; pero esta (la CAR), sin razón alguna, decidió de forma arbitraria e injustificada seguir desconociéndolas y los procesos que se
venía llevando con el aval de ella y en desacato de los acuerdos hechos en ese sentido con las comunidades y la directriz del Banco Mundial; no obstante después de llevar más de 10 meses de diálogos con nuestra comunidad en más de 10 reuniones de trabajo con las que se buscaba llegar a acuerdos reales en beneficio integral del proyecto y de las comunidades directas de la zona de impacto directo.

Los siguientes son apartes resumen de los documentos que los organismos multilaterales le entregaron a la comunidad donde se certifica y ratifica lo comentado al inicio de este reportaje e información:

El documento principal del Panel de Inspección se puede Ubicar en la Página Web del mismo organismo en el
siguiente link:

http://ewebapps.worldbank.org/apps/ip/Pages/ViewCase.aspx?CaseId=113

Resumen de los Puntos Clave en el Documento Panel de Inspección:
“Numeral 21: “la CAR reconoce que el sitio de El Salitre II posee cierto valor ambiental y paisajístico para las comunidades adyacentes”21.

“Numeral 23: … “A pesar de estas actividades de difusión, “la Gerencia reconoce que el proceso de comunicación e información relativo al Proyecto puede no haber sido lo suficientemente eficaz para alcanzar los resultados deseados

”25. En respuesta a la Solicitud, la Gerencia manifiesta que el Banco y el Prestatario han acordado un plan de acción que incluye un “sólido compromiso de los funcionarios
de alto nivel de la CAR

”26, a fin de abordar las inquietudes planteadas por los Solicitantes. Las medidas previstas son: i) …. y v) continuar el diálogo con la MCCT a través de la Mesa de Trabajo UPZ 72, con
servicios de facilitación de un tercero.” … (Por Gerencia se entiende las Directivas del Grupo Banco Mundial en su oficina matriz de Washington D.C, en los Estados Unidos).

(Mesa de Trabajo UPZ-72 indica en principio la MCCT organización que inició los diálogos con la CAR; luego se pide la inclusión de Somos Uno, la otra organización de ciudadanos que con razones justas también se oponen al proyecto).

“Numeral 42: El equipo del Panel visitó el humedal Cortijo Tibaguya (1.5 hectáreas), ubicado en el sitio propuesto para la ampliación de la planta El Salitre junto con la CAR y los Solicitantes. Si bien la Gerencia discute el carácter de humedal de este espacio y manifiesta en su respuesta que el área “no
incluye hábitats naturales no afectados”, el Panel observó durante su visita que la vegetación, los hábitats y las características ecológicas de la zona coinciden con las definiciones internacionalmente
aceptadas de “humedal”. ….”

“Numeral 51: El Panel reconoce las medidas positivas que se han adoptado recientemente en relación con el proceso de consulta. La CAR creó una mesa de trabajo separada para la UPZ 72 que se ha reunido siete veces desde mayo del 2016.

El Panel destaca la importancia de este diálogo entre la CAR y la UPZ 72 para mejorar el intercambio de información y encontrar una solución que proteja el humedal y el bosque Cortijo Tibaguya.

“Numeral 53: El Panel señala que en la respuesta de la Gerencia se reconocen las deficiencias del proceso de consulta y se propone reforzar la experiencia en medios sociales y comunicaciones del organismo de ejecución, además de continuar el diálogo con los Solicitantes a través de la Mesa de
Trabajo de la UPZ 72. El Panel también aprecia que, atendiendo a la Solicitud, la Gerencia haya preparado un apéndice de la respuesta (anexo 3), en el que se proponen medidas adicionales que abordan específicamente las principales inquietudes de los Solicitantes. A continuación, se presenta un resumen de estas medidas:”

Informe del Banco Mundial en un documento como anexo al del Panel: “Colombia: Rio Bogotá Adecuación Hidráulica y Recuperación Ambiental (P111479) – Adenda a la
Respuesta de la Gerencia del 11 de Noviembre de 2016.

La Gerencia ha acordado con el Prestatario (CAR) incluir las siguientes acciones en las medidas propuestas
presentadas en el párrafo 44 de la Respuesta de la Gerencia del Banco para abordar las preocupaciones adicionales relacionadas con el “Humedal Cortijo-Tibaguya” que han surgido después de la presentación de la Respuesta de la Gerencia. (La palabra CAR, los paréntesis, el subrayado y la negrita, no están en el original; pero se incluyen para hacer claridad sobre quien es o a quien se refieren como el prestatario).
• Acción 6. La CAR evaluará, en colaboración con la EAAB, las posibilidades de evitar o minimizar la pérdida del humedal Cortijo Tibaguya y la zona de protección ambiental alrededor del sitio del proyecto de la PTAR El Salitre.

Esta evaluación, cuya finalización está prevista para el 31 de marzo de 2017, abarcará aspectos técnicos, financieros, económicos, legales, ambientales y sociales. La evaluación también considerará las implicaciones potenciales al contrato llave en mano de la PTAR Salitre, los costos de operación y mantenimiento y las implicaciones legales con respecto a los acuerdos y regulaciones existentes que rigen la construcción de la PTAR Salitre y el Parque Metropolitano Salitre.

La CAR asegurará que cualquier pérdida de vegetación nativa en el emplazamiento de la PTAR Salitre se minimice o se compense adecuadamente, proceso que se realizará en etapas junto con la restauración de los humedales de compensación en la medida posible, de acuerdo con las medidas establecidas en el Plan de Gestión Ambiental (PGA) del proyecto.

• Acción 7. La CAR continuará trabajando en la construcción del humedal Nuevo Cortijo (aproximadamente 10 hectáreas) y la restauración del meandro Juan Amarillo (Néuque,
aproximadamente 15 hectáreas).

La CAR se basará en los avances logrados hasta la fecha, que incluyen (i) el desarrollo de un plan de implementación con las mesas redondas de Salitre y UPZ 72, (ii) la construcción de alrededor del 80 por ciento del humedal de Nuevo Cortijo; (iii) la obtención del permiso de la SDA para la operación del
humedal construido Nuevo Cortijo e (iv) iniciar el trabajo en el meandro Juan Amarillo (Néuque).

La CAR estudia actualmente opciones de fuentes de agua para el funcionamiento del humedal construido; también contratará un estudio a principios de 2017 para proporcionar recomendaciones para mejorar las características
ecológicas del humedal y el meandro. La CAR seguirá informando sobre los avances de estas actividades y
presentará un plan de implementación actualizado para el 31 de marzo de 2017 al Banco y a las mesas
redondas de Salitre y UPZ 72.
• Acción 8. La CAR continuará su interacción con la comunidad a través de la Mesa de Trabajo UPZ 72 y garantizará que los miembros de la MCCT y de Fundación Colectivo Somos Uno también estén involucrados con el fin de mejorar continuamente las comunicaciones.
• Acción 9. La CAR implementará un plan para identificar y gestionar los posibles impactos en la fauna tetrápoda que habitan el sitio del proyecto de la PTAR El Salitre, especialmente los curís. El plan seguirá las regulaciones nacionales y distritales y será documentado. La CAR incluyó un plan específico en el PGA del proyecto que se centrará en una evaluación robusta de la fauna en el sitio del proyecto.
• Acción 10. Como parte del Plan de Gestión Social Salitre, la CAR incluirá en su campaña de comunicación propuesta información sobre posibles impactos en salud y seguridad relacionados con la construcción y operación de la PTAR Salitre, particularmente en la comunidad de UPZ 72. Esto incluirá
información sobre las medidas ambientales que se implementarán en el PGA para evitar o mitigar los
impactos. También se proporcionarán ejemplos de mejores prácticas de PTARs existentes con tecnología de tratamiento similar.” Este fue el aparte del Banco Mundial.

Sobre estos documentos oficiales, del Panel de Inspección y del Banco Mundial, que le fueron entregados a la Comunidad, la CAR decidió desconocerlos y nada ha cumplido con las Comunidades; seguramente al verse en la situación de tener que hacer acuerdos reales frente a las necesidades de la ciudadanía, con el Liderazgo de la MCCT y de Somos Uno; toda vez que en reuniones llevadas a cabo entre la comunidad y el
Contratista de la Obra / Consorcio Expansión PTAR Salitre / esa entidad le manifestó a la comunidad la intención y disposición de hacer los ajustes, cambios, modificaciones, inclusiones y complementaciones a los proyectos y de no iniciar obras hasta tanto se hicieran los acuerdos entre la comunidad y la CAR; pero el “ente de control y autoridad ambiental” toma la decisión de desconocer todos estos procesos y las directrices
en acuerdos con el Banco Mundial y como respuesta, además muy irrespetuosa con la comunidad, decide es
acusar a las organizaciones MCCT y Somos Uno de estar conformadas por vándalos y terroristas y la Juez
que lleva el caso la apoya, sin dar paso al debido proceso de una investigación exhaustiva que confirme tales
acusaciones y adicionalmente eliminando arbitraria y constrictivamente el derecho de réplica y defensa a esta
ciudadanía y los constriñe y amenaza, incluso con fuerza militar ejército, si siguen oponiéndose al proyecto.
¿QUÉ FUE PRIMERO EL HUEVO O LA GALLINA?: Gran pregunta, en la filosofía coloquial tradicional, que aún está sin respuesta; pero la comunidad, de la UPZ-72, si tiene la respuesta a la pregunta: Qué Fue Primero la Ciudadela Colsubsidio o la PTAR Salitre en Fase 1 y ahora Fase 2?.
A este respecto, la comunidad le dice a la Magistrada Dra. Nelly Villamizar de Peñaranda, que de seguro desconoce todo el proceso y la cronología urbanística de la zona, sino aceptamos las correcciones; por eso, en este proyecto sabemos está muy mal asesorada, muy mal informada y equivocadamente influenciada por el Director de la CAR, pues se ha dejado creer, por lo que él ha dicho en varias ocasiones y aún en las
reuniones con la MCCT, que la PTAR fue primero desde 1992 y que los ciudadanos ya sabíamos eso y que no debimos comprar en esa zona de la ciudad y/o que fuimos engañados por la Ciudadela Colsubsidio.

Todo eso es falso, porque en los documentos históricos, por consultas e investigación hecha sobre la Ciudadela Colsubsidio, nos dice que la ideó, en el año 1975, el Arquitecto Dr. Germán Samper Necco; la Caja Colombiana de Subsidio Familiar = Colsubsidio le compro la idea en 1978 y a partir de 1981 se iniciaron las obras de las primeras urbanizaciones; así mismo los predios / lotes en donde están los conjuntos
Residenciales Alcaparros, Eucaliptos, Duraznos, Cerezos y otros, que son los más cercanos al proyecto;
tienen autorización de urbanismo desde el año 1987, según la Resolución No. 418 del 09 de Septiembre de ese año, expedida por el DAP (Departamento Administrativo de Planeación Distrital de Bogotá) y revalidada por la Resolución No. 136 de 1990 y la 082 de 1995; así se lo certificó Colsubsidio a la Comunidad y se confirma tales informes en las escrituras públicas que certifican la propiedad y el derecho de dominio por venta de Colsubsidio a más de 1.800 usuarios de varios conjuntos y predios de esta comunidad de Engativá.

Al mismo tenor de lo anterior y en el tema de la PTAR, si bien el predio donde está la actual PTAR Fase 1, fue comprado inicialmente en 1990 por el Distrito, la PTAR se ideó en 1994, se dió la licencia ambiental en 1996; a pesar de que el Dr. Okun, Asesor del Banco Mundial en esa época, ya les decía que: “ese proyecto ahí no es conveniente, ni viable y no va a servir para nada, más que para llenar los bolsillo de empresarios
y/o funcionarios corruptos” y esa profecía, en Fase 1, ha sido perfectamente demostrada.
Finalmente, la PTAR Fase 1, se empezó a construir en 1997 y se inauguró en el año 2000, paradójicamente en la primera administración del actual alcalde Peñalosa y que él mismo dijo que no le gustaba el proyecto, ni que se hubiera hecho ahí en ese lugar, y no obstante sin terminar su construcción (al 50%) la inauguró; parece que es su costumbre; pues también hace pocos días inauguró un nuevo proyecto al 75% de avance
de obras; el deprimido de la Calle 94 con 9a, que tuvo un presupuesto inicial base de + – 45.000 millones y
terminó costando más de 150.000; entonces la respuesta es clara; primero fue la Ciudadela y después la
PTAR; por todos estos hechos de hace 20 años, los actuales y los múltiples argumentos que tiene la comunidad, aún sin resolver por esas entidades y sus procederes, es que la ciudadanía no les creemos.
Dr. Néstor Franco / Director de la CAR y Dra. Nelly Villamizar / Magistrada; de cuando acá, en Colombia, pensar, reflexionar y manifestar opiniones, plantear argumentos y disentir con sustentos científicos, técnicos, sociales, jurídicos y todos apegados a derecho; se convierte a quienes lo hacemos de forma pacífica y propositiva para que mejoren las cosas en este rico y hermoso país y para evitar que siga siendo
timado y robado; acciones que deberían ser reconocidas, ponderadas y edificadas por el sentido de pertenencia ciudadano y de querer participar en forma pacífica para ayudar a mejorar; y en lugar de eso se nos acusa de delincuentes, de tomar acciones terroristas y de usar epítetos peyorativos por disentir?; tales títulos que si ameritan tantos delincuentes de cuello blanco en todas sus formas y jerarquías que pululan
en las institucionales públicas y privadas como los casos de políticos y de empresarios ya conocidos.
Qué lamentable acción y mal ejemplo de una juez a la que nuestro estado social de derecho la enviste de una autoridad para garantizarlo y su accionar es para desconocerlo y arbitrariamente prejuzgar por sospecha infundada de una persona y una entidad que tal vez tienen intereses oscuros en ese proyecto.
Finalmente y con el mayor respeto y consideración por el trabajo periodístico de la prensa en todas sus
formas, este también es un llamado a los medios de comunicación para que, por favor, ejecuten su función
de informar en forma objetiva y neutral sobre todas estas irregularidades y contribuyan a investigar, incluso
a nivel nacional, e informar para despertar a la sociedad y evitar que acá en nuestro rico, hermoso; pero timado y anestesiado país, se llegue a extremos como en Cuba, Venezuela y otros países del medio oriente sobre los riesgos para la libertad de expresión, del disenso y de la legítima reclamación social en derecho para exigir a las autoridades y entes públicos como privados que hagan las cosas con ética y moralidad pública en el ejercicio integral de los procesos y el uso de los recursos públicos y por el bien de la ciudadanía.

La comunidad de la UPZ- 72, representada en la MCCT, informa de ser necesario recurrirá a instancias internacionales para que se nos garantice el estado social de derecho; si acá, internamente en Colombia, los jueces y autoridades de control no tienen la ética y el carácter para eso, en beneficio del bienestar integral de las comunidades y evitar el robo y/o despilfarro de los recursos públicos.

Promoviendo la defensa del interés público, el respeto por los derechos civiles, la armonía social y la convivencia pacífica; con amor ciudadano, Mesa Ciudadana Cortijo Tibaguya.

FUENTE: MCCT = Mesa Ciudadana Cortijo Tibaguya

Documentos de Consulta

Comunicado de prensa para medios de comunicación de la Mesa Ciudadana Cortijo Tibaguya

 

Comunicado a Comunidad UPZ 72

Comunicado a Banco Mundial y otras Entidades

 

Inspection Panel Report and recommendation

 

Auto Tribunal Superior de Cundinamarca

 

 

Related Articles

 
Skip to toolbar